martes, 25 de septiembre de 2012



Hubo un tiempo en que perder el rumbo era satisfactorio sólo para buscar encontrarme,
pero buscarse y no hallarse es terrible.



No hay comentarios:

Publicar un comentario