domingo, 2 de septiembre de 2012

Nada nos ata

No hay nada que nos ate
ni el recuerdo
ni la tarde
ni un beso...

Entrar y salir de cambio
tampoco nos ata...
ni los sueños que contemplamos
los deseos
los supuestos
y planes.

Nada nos ata
ni la mirada
ni el tiempo vivido.

Sólo lazos rotos
desunión
actos irrevocables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario