lunes, 17 de diciembre de 2012

Lo que dicta la noche


Ella lo amaba...

Él era feliz y se  iba casar.

Ella se quedo con su árbol de navidad y su nostalgia.

Ellos no tenian árbol de navidad, tan sólo camas y espacios vacios.

Ella quería olvidarse de sí misma.

Ellos no querían volver al pasado.

Ella se anamoró de nuevo.

Él intenta convencerse de que dio olvido.

Ella se quedaba hasta la madrugada oyendo música.

Él se cubre la cabeza con la amohada para que sus sueños no lo atormenten.

Ella quiere viajar...

Él la espera.

Ella tiene las manos en el pecho.

Ella quiere irse.

Ella canta.

Él se recuesta y piensa...

Ella escribe de ellos.

Ella no es ella, ella es un ave, un árbol...

Ella grita pero no tan fuerte.

Él la calla a besos.

Ella quiere gritar pero no puede.

Ella se ahoga de desaciertos.

Ella es feliz con decisiones.

Ella es amante del cielo y las dudas que trae la inteligencia.

Él ama el café y el chocolate.

Ella no va volver...

Ella se pinta los labios frente al espejo y sonríe, siempre sonríe.

Ella se pinta sus uñas y sus laberintos.

Él toma fotos y suspira.

Ella tiene una bola de fuego en su recámara.

Ellos, todos... se conocen y se desconocen.

Ellos se dicen adiós...