lunes, 17 de diciembre de 2012

Lo que dicta la noche


Ella lo amaba...

Él era feliz y se  iba casar.

Ella se quedo con su árbol de navidad y su nostalgia.

Ellos no tenian árbol de navidad, tan sólo camas y espacios vacios.

Ella quería olvidarse de sí misma.

Ellos no querían volver al pasado.

Ella se anamoró de nuevo.

Él intenta convencerse de que dio olvido.

Ella se quedaba hasta la madrugada oyendo música.

Él se cubre la cabeza con la amohada para que sus sueños no lo atormenten.

Ella quiere viajar...

Él la espera.

Ella tiene las manos en el pecho.

Ella quiere irse.

Ella canta.

Él se recuesta y piensa...

Ella escribe de ellos.

Ella no es ella, ella es un ave, un árbol...

Ella grita pero no tan fuerte.

Él la calla a besos.

Ella quiere gritar pero no puede.

Ella se ahoga de desaciertos.

Ella es feliz con decisiones.

Ella es amante del cielo y las dudas que trae la inteligencia.

Él ama el café y el chocolate.

Ella no va volver...

Ella se pinta los labios frente al espejo y sonríe, siempre sonríe.

Ella se pinta sus uñas y sus laberintos.

Él toma fotos y suspira.

Ella tiene una bola de fuego en su recámara.

Ellos, todos... se conocen y se desconocen.

Ellos se dicen adiós...

viernes, 30 de noviembre de 2012

De tus manos


Pienso que nací de tus manos
en un tiempo pasado
tal vez en una vida...
como manantial,
o sudor en tus palmas
puedo rendirme a tus brazos
sin querer salir de ellos.

Pidiendo que entibies mi mañana
y hagamos un presente
reposando en ti
amándote
cuidándote...

Teniendo lo que hemos buscado
con afán, con anhelo
ser juntos
eternos con la voluntad del hoy.

Yo nací en tus manos
cuando me recogiste
de las sombras
de días grises y sombríos
por eso y más
te agradezco y te amo.


 
Te refugias en la gracia porque te da alivio y sosiego.
Es tu risa un canto...
Y no hay mejor manera de cantarle a la vida.

miércoles, 28 de noviembre de 2012



Cerré los ojos para estar  a tu lado, para alcanzarte, vivirte. Es un sueño, lejano, cercano… que importa, te quiero. Sí; en mi vida, conmigo, a mi lado. 

viernes, 16 de noviembre de 2012

De cambio


 

Un beso fugaz

una caricia que no regresa

una mano delante de sus ojos
 
leer su bello rostro
 

Un sentir intranquilo

la sangre marcada en los dedos

corazón magullado

un latir precipitado
 
 
Los días no regresan
 
pasaporte al pasado
 
viaje en restrospectiva
 
luces que palpitan
 
 
Te invito un presente
 
te convido un ayer
 
te beso las ilusiones
 
un cuento de recuerdos
 
 
Se mi guión
 
se suave
 
se conmigo
 
pertenecer a tu camino.
 
 
Horizonte hallado
 
bosque perfumado
 
vuelos en compañía
 
manos enlazadas.
 
 
 
 

Motivos



 
Lo que se llora también se escribe y ha sido un llanto debajo de las cobijas, en posición fetal, presumo de mis regresiones, no tengo mucho que ofrecer, ahora sólo un puñado de emociones, con los pies fríos y la nariz caliente por el llanto, una lagrima entre una sonrisa se asoma en mi rostro que en ocasiones  desconozco, es un día de esos en que me odio, es difícil pensar si nado entre sentimientos confusos, sin embargo busco razones, motivos para hacerlo posible. Mientras llega la delgada sensación del engaño, me fundo en la música y en el frío, vuelvo a estar conmigo. Llena de muchos “tal vez” y tal vez sólo éste asustada; lloré por nada, lloré de pretexto, sólo quiero oír un quédate… es la primera vez que deseo quedarme. Cada día intento deshacerme de ese traje de sentimientos pesados; trémulos, sin escrúpulos. La autodestrucción llega, se asoma de a poco como el suave canto de un jilguero al amanecer y se hace fuerte como la voz del viento al anochecer. Cierro los ojos y lo veo… él está ahí, ella, vosotros, todos son sólo un motivo para escribir.